“Messi, Michael Jackson o Blanca Nieves” cambiarse el nombre toma hasta 2 años

|| Es suficiente el arrepentimiento de los padres de familia del nombre elegido, en el caso de los menores de edad

Cambiar de nombre es posible, de hecho, es un trámite común, aunque engorroso porque la mayoría de las veces debe ser por la vía judicial y dura entre seis meses y dos años.

Es suficiente el arrepentimiento de los padres de familia del nombre elegido, en el caso de los menores de edad, para solicitar el cambio del hijo o hija, señaló la representante del Servicio de Registro Cívico (Sereci) de Cochabamba, Miriam Enríquez.

Los papás acuden al Sereci para cambiar el nombre de sus hijos incluso a los pocos días de nacido argumentando que no les gusta el nombre escogido; pese a que los oficiales de registro les piden que piensen muy bien porque es para toda la vida. “Ellos (los padres) tienen voluntad propia y no se les puede obligar”, sostiene Enríquez.

Otra etapa en la que buscan cambiar el nombre de sus hijos es cuando ingresan al preescolar.

Finalmente, en la mayoría de edad, muchos asumen la decisión de cambiar su nombre y acuden a los tribunales bajo el argumento de ser contrarios a su persona o hacen confusa su identificación, explica la abogada Mabel Antezana, quien patrocinó varias demandas de este tipo.

Otros argumentos son el uso constante de otro nombre, bullying o necesidad porque el nombre original no es entendible. El proceso por la vía judicial es mucho más tedioso: puede durar de seis meses a dos años y conlleva gastos económicos.

Antezana recordó el caso de una cliente cuyos padres la nombraron como la protagonista de una novela de la década de los 80, Colorina, y logró el cambio a Carolina.

En la larga lista de nombres poco comunes registrados en el Sereci están Michael Jackson, Lionel Messi y John Cenay, Ayrton Senna, muy conocidos en el ámbito del espectáculo, del fútbol o de la fórmula uno.

Enríquez también habló de los nombres de novelas turcas, como Fatmagul y Sherezade. Entre otras identidades, están Blancanieves, John Smith, Lady Diana, Gringo, Elizabeth I, Solomeo, Anastalón y Aeropajita, entre otros.

Pidió a los padres de familia pensar que sus hijos llevarán su nombre para toda la vida y, en la etapa escolar, pueden tener problemas y dificultad de no poder ni escribir bien su nombre.

Modificaciones

Existen dos tipos de trámite, el administrativo ante el Sereci y el judicial.

El trámite administrativo se realiza cuando existe un error en la escritura del nombre, “una y en vez de una i o si se invierten las letras”. En este caso no cambia la identidad de la persona.

Las personas que quieren iniciar un trámite para cambiar su nombre o el de sus hijos, deben dirigirse al Sereci y solicitar un Formulario Único para Cambio de Nombre, en el que debe explicar qué los motivó a iniciar el trámite.

La Resolución 080/2012 da la calificación de “trámite administrativo” a las rectificaciones de nombre, cancelaciones de partida, entre otros, por lo que este proceso es gratuito.

Si el pedido es aceptado, el interesado sólo debe cancelar un monto económico por la emisión de un certificado de nacimiento con el nuevo nombre.

Antezana explicó que el trámite por la vía judicial es ante un juzgado de familia; se solicita la modificación o cambios de datos de identidad. Con la sentencia ejecutoriada, se acude al Sereci para el registro del cambio de nombre de la persona demandante en el Sereci.

La abogada aclaró que también se notifica al Servicio General de Identificación Personal (Segip) y otras instituciones como la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi).

Para proceder en estas instancias, el interesado debe contar con la resolución previa del Serecí, declarando que no es competente para realizar el cambio. Con dicha resolución, se inicia una demanda por “proceso voluntario” adjuntando toda acreditación y fundamentación de: uso frecuente de otro nombre, bullying que haya recibido el sujeto o pruebas de que tiene necesidad de cambio porque el nombre que se le fue dado da pie a confusiones.

Mientras más sólidas sean las acreditaciones, mejor respaldada estará la demanda. Con todos los requerimientos, es el juez de materia civil quien se encarga de verificar toda la información requerida del proceso voluntario y notifica al Serecí para verificar que evidentemente se hizo primero el proceso por la vía administrativa.

Finalmente, con el informe del Serecí (que demora 30 días hábiles), el juez procede a emitir una resolución y dictar sentencia.

En caso de que se acepte el cambio de nombre, se notificará al Serecí para que proceda con el cambio de nombre, pero si la sentencia es negativa para el interesado, éste siempre puede recurrir a la apelación del fallo.

Vocal cambió su nombre porque era colonizante

Uno de los casos más mediáticos es de Daniel Atahuichi Quispe quien ahora se llama Tahuichi Tahuichi Quispe y ejerce el cargo de vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el argumento de que era “colonizante”.

El vocal del Tribunal Supremo de Justicia (TSE) sostuvo que ahora “recién se siente como un ser humano”.

Según el vocal, tanto su nombre de pila Daniel como su apellido paterno Atahuichi eran derivados de la colonia y durante toda su vida no lo representaron.

“Antes era colonizado. Es un derecho que nos asiste a los pueblos indígenas originarios. También cambié mi apellido de Atahuichi a Tahuichi. Estoy reivindicando mi verdadera identidad cultural. Ahora soy Tahuichi Tahuichi Quispe”, expresó el vocal.

Opiniones

Los padres de familia deben pensar que sus hijos llevarán su nombre para toda la vida, pero se respetan sus decisiones al momento del registro”

Miriam Enríquez

Sereci

Es muy importante presentar argumentos al juzgado para lograr un fallo favorable”

Mabel Antezana

Abogada

 

|| Los Tiempos

Tambíen te puede interesar